Show simple item record

dc.contributor.advisorMartin Bezos, Jesus
dc.contributor.authorMarquínez Etxezarreta, Maialen
dc.contributor.otherE.U. ENFERMERIA -VITORIA-GASTEIZ
dc.contributor.otherGASTEIZKO ERIZAINTZA UNIBERTSITATE ESKOLA
dc.contributor.otherGASTEIZKO ERIZAINTZAKO U.E.
dc.date.accessioned2017-09-18T16:19:47Z
dc.date.available2017-09-18T16:19:47Z
dc.date.issued2017-09-18T16:19:47Z
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10810/22539
dc.description.abstractLa Enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria crónica del tracto intestinal y sistémica que cursa con brotes de actividad variables, en los que aparecen tanto síntomas digestivos como extradigestivos, seguidos de periodos de remisión clínica en las cuales se produce una ausencia de dicha sintomatología. Durante la fase activa de la enfermedad y sobre todo ante brotes moderados-graves de actividad, son frecuentes los estados de desnutrición y la presencia de deficiencias nutricionales. Por ello, el control y el seguimiento nutricional de las personas con Enfermedad de Crohn en fase activa por parte de profesionales de enfermería, se convierte en un aspecto fundamental no sólo para prevenir o tratar estados de malnutrición sino para inducir y mantener estados de remisión clínica de la enfermedad, disminuir la inflamación intestinal, promover la curación de la mucosa, aliviar sintomatología y, en última instancia, aumentar y mejorar la calidad de vida. La realización de este estudio próximo a una revisión crítica de la literatura tiene como finalidad identificar las medidas nutricionales más eficaces en la fase activa de la enfermedad. Para ello, la metodología llevada a cabo sigue un proceso planificado y estructurado de búsqueda exhaustiva de la literatura, selección y análisis de la misma. La bibliografía consultada ofrece pocos resultados acerca de la eficacia de las dietas alimenticias en la fase activa de la enfermedad. Algunos tipos de dietas parecen tener cierto potencial terapéutico en la evolución de la Enfermedad de Crohn, en concreto, la dieta de Exclusión, la FODMAP y la Anti- Inflamatoria han demostrado ser beneficiosas en el mantenimiento de la remisión clínica de la enfermedad, disminución de inflamación intestinal, alivio de sintomatología y mejora del estado nutricional; siendo la de Exclusión la que más se utiliza actualmente. No obstante, se precisa de una mayor evidencia científica que soporte su inequívoca recomendación. Además las nutriciones artificiales, sobre todo la NE, han demostrado ser eficaces en la evolución favorable de la enfermedad en fase activa.es_ES
dc.language.isospaes_ES
dc.rightsinfo:eu-repo/semantics/openAccess
dc.subjectmedidas nutricionaleses_ES
dc.subjectfase activaes_ES
dc.subjectenfermedad de crohnes_ES
dc.subjectcrohn diseasees_ES
dc.subjectenfermeríaes_ES
dc.subjectnutritiones_ES
dc.titleManejo nutricional en la fase activa de la Enfermedad de Crohnes_ES
dc.typeinfo:eu-repo/semantics/bachelorThesis
dc.date.updated2017-05-22T14:07:11Z
dc.language.rfc3066es
dc.rights.holder© 2017, la autora
dc.identifier.gaurregister76902-666577-08
dc.identifier.gaurassign57451-666577


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record