Show simple item record

dc.contributor.advisorRojí Chandro, Eduardo
dc.contributor.advisorLosada Rodríguez, Ramón Tomás José
dc.contributor.authorLarrauri Gil, Marcos Ignacio ORCID
dc.contributor.otherIngeniería Mecánica;;Ingeniaritza Mekanikoaes
dc.date.accessioned2015-12-30T11:30:39Z
dc.date.available2015-12-30T11:30:39Z
dc.date.issued2015-11-06
dc.date.submitted2015-11-06
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10810/16566
dc.description536 p.es
dc.description.abstractEl concepto de actividad industrial ha estado ligado indefectiblemente con el de espacio, debiendo entenderse por espacio tanto su ubicación concreta sobre el terreno como su dimensión. La localización de las empresas ha estado históricamente influenciada por factores como; la distribución geográfica de las materias primas, la ubicación de los mercados, las infraestructuras de transporte, los costes salariales, etc.El estudio de la localización industrial ha promovido la aparición de distintas corrientes de análisis, en un intento de explicar la distribución espacial de la industria. La mayoría de las teorías desarrolladas a tal fin, combinan los factores anteriormente señalados para construir modelos de comportamiento y llegar al planteamiento de un modelo cuya solución, más o menos compleja, nos define el óptimo buscado. No obstante, existen otros factores no menos importantes pero difíciles de cuantificar como pueden ser: la presencia de incentivos, infraestructuras tecnológicas y de investigación, la calidad de vida del entorno, la ordenación territorial o la conciencia medioambiental que están generando la aparición de nuevos modelos más complejos, con decisiones que deben de ser tomadas en condiciones de incertidumbre. Este marco de decisión se ha visto, en las últimas décadas, afectado por el proceso de globalización de los mercados, el cual, está siendo impulsado por factores como son: El cambio tecnológico (dando lugar a necesidades de inversión importantes en I+D y capital humano especializado), la rebaja de los costes de transporte y de las barreras al comercio o los cambios demográficos asociados al envejecimiento de la población en los países desarrollados.Lo anteriormente expuesto indica que aunque se ha progresado bastante en la teoría de la localización, todavía no existe una que haya logrado explicar los comportamientos actuales de la industria dado que se trata de un fenómeno muy complejo en el que intervienen numerosas variables muchas de las cuales son difíciles de valorar y más aun de cuantificar.Así, el objetivo principal de esta investigación consiste en desarrollar un nuevo modelo para la localización de espacios para actividades económicas, en el que se vean integrados tanto los factores tradicionales como los derivados de la nueva coyuntura económica mundial.En el desarrollo de esta Tesis Doctoral, se ha definido una metodología general de evaluación de potenciales localizaciones, que aporta como novedad la consideración de los factores de sostenibilidad del territorio (algunos de los cuales son cuantificados desde su carácter ¿intangible¿) y los de planeamiento. La tesis enlaza con las directrices emanadas desde la Comisión Europea (a partir del séptimo Programa Marco, publicado en noviembre del 2012) en las que se pretende priorizar el desarrollo de los países miembros, en aras a conseguir ¿un medio ambiente limpio y saludable y unas buenas condiciones sociales¿, así como la búsqueda del ¿desarrollo equilibrado del territorio¿.A este modelo propuesto, se le ha dotado de una herramienta matemática basada en la teoría de decisiones multicriterio ¿Analytic Hierarchy Process¿ (AHP), que permite calcular cuantitativamente un índice de valor global de localización del proyecto de implantación de actividades industriales.La relación de indicadores que han sido analizados a partir de la bibliografía de diferentes autores ha sido importante, llegándose en algunos casos a superar los 200 indicadores de control de criterios, como los de sostenibilidad aplicados a nivel local por algunos municipios (Ej. Vitoria- Gasteiz). Ha sido a partir de las consideraciones de estudios realizados a nivel nacional e internacional y de la aplicación del método AHP de comparación por pares como se ha llegado a manejar un número razonable de indicadores.De esta forma, el árbol desarrollado consta de cuatro criterios, trece subcriterios y treinta y un indicadores, que como se demuestra en los ejemplos desarrollados, en función de la actividad a desarrollar, puede llegarse a tener una aproximación del valor de las alternativas del orden del 90% con el uso de 18 de los 31 indicadores. Este índice económico, de sostenibilidad y planeamiento, que ha sido denominado ¿Índice ESP¿, es el que nos servirá para valorar el nivel de adecuación de una actividad económica, a las diferentes alternativas que se le pueden presentar dentro de un marco geográfico definido. El carácter práctico de la metodología propuesta se ha validado con la aplicación de la misma a dos casos diferentes de estudio, que abarcan diferentes necesidades, tanto técnicas como espaciales.es
dc.language.isospaes
dc.rightsinfo:eu-repo/semantics/openAccesses
dc.titleEstrategias en la localización de espacios para actividades productivas y económicas con un enfoque integrador: economía, sostenibilidad y planeamiento .es
dc.typeinfo:eu-repo/semantics/doctoralThesises
dc.rights.holder(c) 2015 MARCOS IGNACIO LARRAURI GIL
dc.identifier.studentID2946es
dc.identifier.projectID10023es
dc.departamentoesIngeniería mecánicaes_ES
dc.departamentoeuIngeniaritza mekanikoaes_ES


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record